Bilbao, En portada
Leave a comment

Momentos irrepetibles en el Guggenheim Bilbao

Este verano, entre junio y septiembre, tienes que aprovechar para hacer una escapada al Museo Guggenheim Bilbao, porque probablemente pase mucho tiempo hasta poder volver a ver un trío de exposiciones de semejante calibre en sus salas -o en las salas de cualquier otro museo en nuestro país-. El universo se ha alineado para disfrutar de “La Escuela de Paris”, “Andy Warhol” y “Louise Bourgeois”.

andy-warhol-shadows-01

Las Sombras de Warhol

Andy Warhol, cronista de una época, era conocido por haber admitido que le gustaban “las cosas aburridas”, algo que a comienzos de los años sesenta se relacionaba con la utilización de reproducciones fotográficas de imágenes encontradas en periódicos, revistas y archivos de imágenes. En 1978, cuando contaba 50 años, Warhol se embarcó en la producción de una obra monumental, titulada Sombras (Shadows), que realizó con la ayuda de su entorno en la Factory. Estos 102 lienzos serigrafiados daban forma a exploraciones en torno a la abstracción que había estudiado previamente. Para entender la radicalidad que implican las Sombras de Warhol, es necesario detenerse en primer lugar en el formato de la obra, concebida como una sola pintura en varias partes, cuyo número definitivo queda determinado por las dimensiones del espacio en que se instala. La primera vez que se expuso, se mostraron 83 lienzos, que se colocaron muy cerca del suelo —a unos 30 cm—, muy próximos unos a otros y en el orden decidido por los asistentes del artista.

cell-the-last-climb

Louise Bourgeois

Louise Bourgeois (1911–2010) es una de las artistas más influyentes del siglo xx. Trabajando con una amplia gama de materiales y formas, creó un corpus de obras que abarca más de siete décadas.

A lo largo de su dilatada carrera como artista, Bourgeois desarrolló conceptos e innovaciones formales que posteriormente se convertirían en cuestiones fundamentales del arte contemporáneo, como el uso de instalaciones ambientales y formatos teatrales, así como su aproximación al psicoanálisis y al feminismo. Sus singulares formas escultóricas, sus magníficos dibujos y su obra gráfica son únicos. Entre las creaciones escultóricas más originales y sofisticadas de su extensa obra se encuentran las Celdas, una serie de espacios arquitectónicos que abordan un amplio espectro de emociones. Las Celdas, creadas a lo largo de dos décadas, presentan microcosmos individuales: cada Celda constituye un recinto que separa el mundo interno del exterior. En estos singulares espacios, mediante la disposición de objetos encontrados, prendas de vestir, muebles y esculturas, la artista configuró escenografías que poseen una fuerte carga emocional.

Incluyendo las cinco piezas precursoras de la serie, que se inició en 1986 con Guarida articulada (Articulated Lair), Bourgeois creó aproximadamente 60 Celdas a lo largo de toda su trayectoria. Esta exposición constituye la presentación más amplia realizada hasta la fecha de este conjunto de obras.

panoramas-es

La escuela de París 1900-1945

A comienzos del siglo XX, París era la capital de la vanguardia. Artistas llegados de todo el mundo se asentaron en la Ciudad de la Luz, donde crearon nuevas formas de arte y literatura, y reaccionaron ante el rápido desarrollo económico, social y tecnológico que estaba cambiando profundamente la vida urbana. Fue en París donde Picasso y Georges Braque transformaron radicalmente las convenciones de la pintura, Robert Delaunay creó sus armoniosas composiciones de color, Vasily Kandinsky abrió nuevos caminos en la abstracción y Constantin Brancusi reinventó el modo de presentar la escultura en el espacio. La exposición Panoramas de la ciudad, comisariada por Lauren Hikson, Curator Adjunta de Colecciones del Solomon R. Guggenheim Museum, reúne una selección de obras maestras de sus fondos, ofreciendo un recorrido apasionante por este momento de efusión creativa, a través de algunas de las pinturas y esculturas más importantes del siglo pasado, que continúan ejerciendo su influencia en el arte actual. Abarcando un período comprendido entre los comienzos del siglo XX y la Segunda Guerra Mundial, la muestra se centra en los movimientos fundamentales del arte moderno —desde el Cubismo hasta el Orfismo y el Surrealismo— y en los artistas englobados en la Escuela de París (École de Paris). Las diversas visiones artísticas que presenta la muestra manifiestan el impulso común de romper con estéticas conservadoras y transformar la percepción de la vida cotidiana en la ciudad moderna.

Compra tus entradas y descubre todo lo que el Museo Guggenheim puede ofrecer en www.guggenheim-bilbao.es